21 de septiembre de 2015

Beneficios del colecho

En esto del dormir y los bebés, como en todo lo que tenga que ver con la crianza, hay opiniones de todos los tipos. En concreto el colecho es un tema que levanta polémica en este ámbito. Yo me declaro pro-colecho. Me encanta, lo disfruto diariamente con mi bebé y no le veo más que ventajas. Así que en el post de hoy quiero compartir con vosotras los beneficios de esta práctica.


Pero, ¿qué es hacer colecho?
El colecho es la práctica de dormir los niños con otro adulto, en la misma cama, con frecuencia y durante bastantes horas. Algunos autores hablan de un mínimo de 4 horas, todas o casi todas las noches. Así que si alguien inicia la noche con el niño en su cuna, pero a mitad de la noche lo pasa a su cama, también podría incluirse dentro de este grupo.
El colecho es una práctica muy extendida en los humanos. Aunque en Occidente es poco frecuente, en la mayor parte de las culturas los niños duermen con sus madres.

¿Qué beneficios tiene?
  • El colecho aumenta la independencia y mejora el desarrollo psicológico de los niños. A diferencia de lo que argumentan sus adversarios no da problemas conductuales ni de personalidad, ni afecta a su autonomía.
  • Mejora la estabilidad respiratoria y la oxigenación. La respiración de la madre es un recordatorio para el bebé para que continúe respirando si tiene una apnea.
  • Mejora la termorregulación del bebé, es decir, favorece la regulación de la temperatura corporal por la noche. 
  • Provoca despertares sincronizados con la madre, y ayuda al bebé a "aprender" a pasar de una fase del sueño a otra, porque se sincroniza con la respiración de la madre. 
  • Favorece la lactancia materna, de modo que las madres que realizan colecho presentan mayores porcentajes de lactancia materna, y durante más tiempo. La producción de leche aumenta (recordad que el pico de prolactina, hormona principal en la fisiología de la lactancia, se produce de noche). Además, como la lactancia materna protege contra la muerte súbita del lactante, el colecho de forma indirecta ayudaría a prevenirlo. 
  • Aumenta las horas de sueño de las madres que amamantan,  a que favorece que la madre pueda continuar durmiendo mientras alimenta a su hijo de noche. De este forma, permite que el bebé y la madre apenas se despierten al reclamar el alimento.
Como véis, los beneficios del colecho son múltiples, tanto para la mamá como para el bebé. A pesar de que no está bien visto (todavía) por muchas personas, incluido personal sanitario, si es lo que queréis y con lo que estáis a gusto, haced oídos sordos y haced caso a vuestro instinto. No os equivocaréis.

9 comentarios:

  1. Gran post, como todos los que publicas. Conociendo las pocas limitaciones a esta práctica (sobrepeso de los padres, alcohol, medicación contraindicada...) todo lo demás son beneficios. Y despertar con el aroma y la carita de tu bebe al lado no se puede describir con palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. El colecho tiene sus contraindicaciones, pero si los padres son sanos y sin ningún otro problema añadido, el colecho no tiene más que ventajas. Y el gustito que da dormir con tu bebé, es un valor sobreañadido!

      Eliminar
  2. Yo tengo una niña de dos meses y no imagino ni una noche sin tenerla a mi pegadita, de hecho un dia durmio 3 horas en el moises de colecho y yo apenas pude pegar ojo! Jajajaj.. Cuando dormimos juntas ella come cuando quiere y podemos seguir durmiendo, noto su temperatura, oigo su respiracion.. Es relax absoluto para las dos! ☺️☺️

    ResponderEliminar
  3. Me encantará ponerlo en práctica. Gracias por el post!

    ResponderEliminar
  4. Yo hago colecho casi obligada por mi bebé porque no hay manera de que se duela en su minicuna (y eso que está pegada a mi cama), pero tiene muchas regurgitaciones y me han aconsejado que las tomas de las dé estando lo más erguido posible, siendo así un inconveniente darle el pecho tumbada (es lo que he estado haciendo hasta ahora). Crees que la toma de la noche las podría dar tumbada y el resto más erguido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si por la noche al darle tumbada, no regurgita y el bebé se queda tranquilo, no hay ningún problema.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...